Chema Madoz

Para quienes me conocen, no es ningún secreto que bebo los vientos (desde hace ya mucho tiempo) por Chema Madoz. Por eso, cuando en aquel stories de Instagram que publiqué para cerrar el año pasado en el que os preguntaba a qué artistas os gustaría que les dedicásemos un monográfico me lo nombrasteis, los ojos me hicieron chiribitas y se me asomó a la cara una sonrisa de esas tan grandes que tocan oreja y oreja.

No me va a ser nada fácil escribir esta reseña, porque poco se puede decir sobre él que no se haya contado ya (especialmente fronteras adentro) así que intentaré no extenderme demasiado ni ser excesivamente repetitiva a la hora de resumiros la trayectoria de este fotógrafo Madrileño.

Chema Madoz (Madrid 1958) estudia Historia del Arte (UCM 1983) y Fotografía y presenta en salas y galerias su obra ya en 1984. Pero no es hasta el inicio de la década de los 90 que comienza a experimentar con los objetos. Lo hace desligándolos de su significado literal, convirtiéndolos en significantes metafóricos de otros objetos, practicando una suerte de robo de almas que pone a funcionar bajo un enfoque de ascendencia surrealista evidente (influencias de Magritte, Dalí, Duchamp, Escher, Man Ray, Joan Brossa, etc.). De esta forma descubre que la fotografía es su forma de contar historias, unas historias que nos hablan de ternuras, del paso del tiempo, de las oportunidades perdidas, la soledad y la aleatoriedad de la vida misma. Fotografías salpimentadas de humor, ironía y también una pizca de melancolía (todo sea dicho). Fotografías en las que laten las contradicciones que diseñan los días que vivimos, éstos en los que todo va a un ritmo vertiginoso, que nos exigen mantenernos activos y proactivos a cada instante, que nos alejan de nuestro verdadero ser, del centro mismo de nuestra diana interior.

Supongo que hay algo de inocencia perdida en las fotografías de Chema Mazoz, que en ellas se tiende un lazo que nos une a la infancia y nos permite seguir jugando los juegos de la vida sin ser conscientes de la perversión inherente a la mayoría de ellos. Por eso, cuando observo su trabajo, encuentro un punto en el que hallo un equilibrio que es sólo mío. Un lugar íntimo dónde nadie más puede entrar.

Existe un documental que podéis ver online en la web de RTVE, que lleva por nombre«Regar lo Escondido» y pertenece a la serie Imprescindibles, cuyo visionado os recomiendo para entrar dentro del mundo privado de Chema Madoz.
En él explica cómo, lejos de trabajar con herramientas digitales como Photoshop, el propio fotógrafo se convierte en escultor para crear estos objet trouvé, oníricos y surrealistas, que después se convertirán en los protagonistas de sus fotografías.
Es absolutamente mágico observar como algo conceptual tiene un anclaje tan directo y natural con el mundo físico de los objetos.

Chema Madoz ha sido Premio Nacional de Fotografía (2000), premio PhotoEspaña el mismo año y Premio de Cultura de la Comunidad de Madrid en 2013. La editorial Art-Plus edita en 1995 su primera monografía, Chema Madoz (1985 – 1995). En 1999 el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía inaugura la exposición individual Objetos 1990 – 1999, primera exposición retrospectiva que este museo dedicaría a un fotógrafo español vivo. 
Su trabajo es internacionalmente valorado por su singularidad y belleza narrativa, así como por ser capaz de conectar con todo tipo personas, provenientes de diversas latitudes y culturas.

La Fundación María Cristina Masaveu ha contado con Madoz para crear un cuerpo de fotografías relacionadas con su forma de ver y entender a mi tierra natal, Asturias, dentro de un proyecto que lleva por nombre El Viajero Inmóvil.
Su último trabajo fue expuesto hace muy poquitos meses en Madrid, en la Galería Elvira González.

Os dejo ahora con un audiovisual en el que podréis contemplar algunas de sus fotografías más significativas. Estoy segura de que os va a resultar interesante e inspirador como poco. Ya me contaréis qué os parece ahí abajo en comentarios 😉

Comentarios
¿Quieres comentar este post?

Tu email nunca será compartido o publicado Los campos señalados son obligatorios *

Menu