fbpx

Cómo elegir una lente y no morir en el intento

El año pasado te adelantaba que durante 2016 iba a publicar una serie de entradas en el blog relacionadas con técnica y equipo fotográfico básico. Pues bien, inauguraremos esta sección dedicando unos minutos a hablar sobre las lentes u objetivos. Realmente yo no soy una experta ni estoy constantemente enganchada a los nuevos productos que salen al mercado. La información sobre las especificaciones técnicas sobre una lente, un cuerpo de cámara, un flash o un trípode es una información que solamente busco cuando me dispongo a realizar una compra. Si tienes interés en conocer más a fondo este tipo de «reviews» te recomiendo que visites la web de Ken Rockwell. Encontrarás la información en inglés pero a cambio dispondrás de un amplio catálogo de lentes y cámaras de diversos fabricantes que consultar.

Pues vamos a empezar ¿no?

Primero te hablaré aspectos técnicos de la lente porque sé por experiencia que un poco de teoría viene bien como calentamiento. Después prestaré más atención al tipo de lentes a elegir en función del trabajo o tipo de sesión al que te vayas a enfrentar y terminaré hablando de ti, de tus gustos, de tus necesidades, de tu estilo, porque a la hora de elegir una lente tú eres el factor más importante a tener en cuenta.

 

SOLO-UNA

 

Existe tal variedad de oferta de rangos, fabricantes, aperturas, etc. que elegir una lente puede convertirse inesperadamente en una aventura mareante y estresante. No tiene por qué ser así. Basta con saber y tener claros unos cuantos conceptos básicos para saber en cada momento qué es exactamente aquello que quieres e ir a buscarlo al mercado sin tener que dar más vueltas que la digestión de un caracol ;)

Las lentes son los ojos de nuestra cámara. Ellas son las responsables de recoger la luz y dirigirla hacia el sensor (o película) para registrar la imagen. En función de las características de esas lentes, obtendremos un tipo de imagen u otra.

70-200

Vale, ya tienes claro qué es una lente y para qué sirve. Ahora vamos a ahondar un poquito más y a atrevernos a manejar un vocabulario más apropiado: vamos a empezar a hablar de focal de una lente. ¿Qué es esto exactamente?
Pues muy simple, la distancia focal o longitud focal de una lente es la distancia que existe entre su centro óptico y el foco o punto focal cuando enfocamos al infinito. Se mide en milimetros y digamos que es la responsable de poner el nombre a las lentes: 35mm, 18-55mm, 50mm, 85mm, 70-200mm, etc.

Además del nombre, también tenemos que poner apellidos a las lentes. Esto te ayudará a clasificarlas mejor y a conocer de manera exhaustiva sus características. Por eso, además de la distancia focal tendrás que tener en cuenta otros conceptos como apertura máxima y distancia mínima de enfoque. Todos estos parámetros (y algunos más) vienen serigrafiados en tus lentes. Solo tienes que revisarlas una a una y comprobar sus características.

La distancia mínima de enfoque es la distancia a partir de la cual se puede enfocar con una determinada lente. Al igual que ocurre cuando te acercas progresivamente un objeto a los ojos, si te colocas más cerca de lo que la lente te permite para enfocar aquello que estás fotografiando, te encontrarás con que o bien tu lente no confirma el enfoque o si lo hace, con que obtendrás una fotografía sin foco. Generalmente, cuanto mayor es la distancia focal de una lente, mayor será también la distancia minima que necesitarás para enfocar. Las lentes macro son muy especiales porque no solo manejan focales largas sino que además las combinan con distancias mínimas de enfoque cortas. Esto nos permite acercarnos mucho al objeto que vamos a fotografiar y por lo tanto conseguir interesantes tomas de aproximación y aumento.

También tienes que aprender a diferenciar entre lentes rápidas y lentas, y no, no es que las tengas que poner a echar carreras a ver cuál es la que corre más ¡no! 😀
Una lente rápida es aquella que deja pasar más cantidad de luz por unidad de tiempo en comparación con una lente lenta, que deja pasar menos cantidad de luz por unidad de tiempo. Por lo tanto no te será nada difícil imaginar ya que las lentes con mayor apertura máxima de diafragma serán más rápidas que las que tengan menor apertura máxima.
Pero, ¿qué es eso de la apertura máxima? Pues tan sencillo como parece: la apertura máxima de una lente es el valor máximo al que podemos abrir su diafragma. Cuanto mayor sea esta apertuta máxima, más calidad de lente, más peso y también mayor precio.

 

lentes-ojos

 

Pero vamos a lo que vamos. Conociendo ya toda esta información técnica que posiblemente me ayudará y mucho a la hora de elegir una lente, ¿cómo sé exactamente qué tipo de lente elegir a la hora de ampliar mi equipo fotográfico?

Pues muy fácil verás. Partiendo del supuesto de que cualquier lente es válida para hacer cualquier tipo de fotografía, sí que es cierto (y conviene tener en cuenta) que existen determinados tipos de lente más apropiados para según que encargos o trabajos. Si ya has comenzado a leer artículos e información sobre qué lentes son más adecuadas para un determinado tipo de práctica fotográfica sabrás ya que el 50mm se recomienda como lente para principiantes por la semejanza al ojo humano que ofrece en cuanto al tipo de visión, que el 85mm es la lente a tener en cuenta si vamos a hacer retratos o que un 16-35mm sería la lente ideal para fotografiar paisajes, arquitecturas o fotografía urbana.

Por otro lado, siempre debes tomar decisiones con un ojo puesto en el equipo con el que actualmente estás trabajando, de tal manera que el rango focal al que llegues con las nuevas incorporaciones sea preferiblemente amplio y se solape lo menos posible. No tiene mucho sentido invertir una buena cantidad de nuestros recursos económicos en focales de las que ya dispones así que intenta abrir tu abanico de milímetros procurando no repetirte a no ser que esté bien justificado.

Toda esta información es muy útil, pero llega un momento en el que debes ir un poquito más allá y comprender que al fin y al cabo tu cámara no ve las cosas igual que tú las ves y que debes practicar y experimentar para convertir toda esta información que llega a tus manos en sabiduría, en experiencia, en profesionalidad o tablas.
Puede que tengas mucha información, pero también necesitas esa experiencia para saber qué lente es la correcta para ti y el trabajo que vas a realizar. Esa elección es una elección de autor y dependerá única y exclusivamente de ti. Por eso te decía al principio que no se debe olvidar que cualquier tipo de fotografía es posible con cualquier tipo de lente. La teoría dice que un retrato debe hacerse con una focal media o larga pero, ¿acaso no sería interesante realizar un retrato con una lente angular para explorar emociones menos convencionales como las cómicas, surrealistas o de terror?

Por otro lado, la elección de la lente también tiene mucho que ver con tu personalidad como fotógrafo. Hay personas que necesitan sentirse físicamente cerca de aquello que están fotografiando por lo que escogerán rangos focales normales y angulares, mientras que otros fotógrafos necesitan espacio, distancia, no les gusta molestar así que simplemente utilizan focales largas. Puede que tengas alma de explorador o que seas una persona muy analítica y te guste ver una misma cosas desde diferentes puntos de vista antes de tomar una decisión, así que probablemente prefieras fotografiar con lentes de focal fija o tal vez le des más valor a la comodidad, la acción y la rapidez en fotografía y no concibas tu equipo sin una buena lente zoom que recoja un gran rango focal que te permita estar preparado para cualquier situación que te pueda surgir.
Piensa en todas estas cuestiones porque al final son las que marcarán la diferencia entre una inversión que se queda triste y azul como el gato de Roberto Carlos encerrada en la mochila o aquella otra que se convierte en un Must, un ¡no sin mi … mm!.

Para terminar te voy a contar cual es mi «Dream Team» de lentes. Algunas las tengo ya y otras espero que vengan pronto de camino, que en abril es mi cumple y hay que ir preparando una estrategia!!! jajaja
Si quieres puedes contarme en los comentarios cuál sería el tuyo o con qué lente de tu equipo te irías hasta el fin del mundo.
Ahora a disfrutar ya del viernes, ¡feliz fin de semana!

dream-team

20 Comentarios
¿Quieres comentar este post?

Tu email nunca será compartido o publicado Los campos señalados son obligatorios *

  • Hola Bea,
    Muy interesante y clarificador como todo sobre lo que sueles escribir. Compartimos 3 lentes, el 35mm el 24-70 y el 85mm. Particularmente estoy muy satisfecha (enamorada es la palabra que me ha venido inicialmente a la cabeza)con el 85 mm. La única pega que le veo es que evidentemente en ocasiones no lo puedo utilizar por no tener suficiente distancia para alejarme. Vamos, que no tiene ninguna pega ;)
    Tengo también el 60mm macro al que le tengo un especial cariño por las fotos tranquilas que con él he tomado, como bien decías de observación y aproximación. Escarabajos picudos, caracoles, flores, almohadillas de gato…
    A modo personal, también utilizo el 18-200 que compré junto con la cámara. Aunque no sea un objetivo luminoso, en muchas celebraciones familiares, cuando no he querido preocuparme de si la focal fija me iba a permitir encuadrar o no es cuando más lo he utilizado. Evidentemente no tiene la calidad de una lente fija, pero también tiene sus cualidades como el enfoque el cual considero muy bueno. Otro motivo por el que lo utilizo es para aprovechar el rango focal 100-200 que no tengo cubierto con el resto de mis lentes, porque todavía no tengo un compañero luminoso que compita con él.
    Un abrazo y feliz fin de semana.
    Miau!!!ResponderCancelar

    • Hola Pilar!

      Gracias por contarnos un poco cuales son las lentes que utilizas habitualmente y en que casos. Las razones que cada uno aportamos seguro que son valiosas para los lectores que están en dudas, y pueden ayudarles a elegir una lente acorde con sus necesidades, estilo y personalidad.

      Yo tampoco soy de subirme por lo alto del rango focal, me gusta estar cerca o moderadamente cerca, por eso el 85mm es una de esas lentes que está en mi Dream Team pero aún no he adquirido. Estoy mucho más loca por un TS-E 24mm f/3.5L II para mis espacios y nuevas topografías que en esa otra onda de retratar a distancia ;)

      Feliz fin de semana!!ResponderCancelar

  • Ana Vázquez

    Hola!!!! Muy interesante, pero te deja con ganas de más…. Yo personalmente quiero el 70-200 de la derecha, pero cuesta más que mi cámara. Así que lo dejaré para otro momento ;-)

    La elección de objetivos es tremendamente difícil y personal. Mi equipo es muy básico, pero me hice con objetivos que cubrieran todas mis necesidades (Tokina11-16, 18-55 del kit, Canon 55-125 y 50mm). Pero me cansé de andar cambiando constantemente de objetivo y tener la sensación de no tener en la cámara nunca el adecuado. Así que los Reyes me han traído un Tamrom 16-300 que pienso utilizar en mis aventuras fuera de casa…

    También te digo que tener objetivos con diferentes rangos focales ha hecho que entienda mucho mejor los conceptos; creo que con un «multiusos» no lo habría conseguido.

    Ahora una pregunta ¿Serías tan amable de explicarme con tus sabias y sencillas palabras cómo se miden los objetivos macro? Estoy buscando uno para cerca, pero no para insectos ni cosas así, tan pequeñas. Y no entiendo si debo tener en cuenta la distancia focal o la distancia mínima de enfoque?

    ¡Os mando muchos besos a los dos y que tengáis (tengamos todos) un buen fin de semana!ResponderCancelar

    • Hola Ana!

      Si alguna vez tienes dudas sobre si comprar o no el 70-200mm de canon, te aconsejo que las dejes de lado :)
      Es una lente fiel y fiable, de una calidad que es de otra galaxia y sí, una inversión potente, pero para toda la vida. Si eres profesional la amortizas en menos de un año seguro.

      Yo también tengo el Toki y es uno de mis «bebés». Lo adoro, pero dependiendo de para qué cosas estoy echando de menos las lentes descentrables. Es también una gran lente y al igual que la anterior es para toda la vida. Con decirte que en los foros de fotografía le han puesto el cariñoso mote de «la granada»… jajaja

      En cuanto a las lentes macro simplemente debes saber que son aquellas que te permiten obtener imágenes a una escala 1:1 o mayor (hasta 1:10 que ya pasa a ser microfotografía). Todo lo que sea inferior a esta escala es fotografía de aproximación o close-up, pero no macro. Tal vez, si tu interés no está en revelar a tamaño real o superior pequeños organismos de la naturaleza, u otro tipo de pequeños objetos, una lente macro no debería ser la opción para ti. Son lentes también caras, y pesadas. Si lo que quieres es un close-up tal vez te convenga más un 50mm o un 60mm que son lentes con función macro. Sabrás que una lente tiene función macro si en ella va serigrafiado el icono de una florecita.

      ¡Feliz finde para ti también!ResponderCancelar

  • Hola Bea! Que gozada como siempre leerte! Yo me considero adicta al 50 mm, es el que siempre me ha apasionado y como bien dices quizás cada uno en una focal encuentre un poco su manera de contar y su mirada. Tengo un gran angular 10-22 de canon para el tema de paisajes y viajes que la verdad me es muy díficil de usar, me quiero poner un poco en modo experimentación con él para sacarle partido, pero el tema de las distorsiones y demás no le cojo el tino, no se si tienes gran angular Bea y si le das mucho uso.
    Como dream wish me encantaría tener un macro, quizas el 60 mm que comentaba Pilar que tiene.
    Bueno Bea, muchos gracias por estos post, Un abrazo!ResponderCancelar

    • Cris, no lo dudes!! Esa es una pedazo de lente!!

      Ser fotógrafo y disponer de diversidad de lentes es como si tuvieras muchos pares de gafas mágicas que te dejan ver el mundo de formas diversas. A veces la visión es más real y otras más de ciencia ficción, pero todo es acostumbrarse y también aprender a ver las posibilidades que lentes como los grandes angulares te pueden ofrecer.

      Personalmente a mi los teles me cansan, lo aplanan todo. Evidentemente para determinado tipo de fotografía como el retrato son ideales porque con muy poco esfuerzo son capaces de extractar una figura de un fondo, pero necesitan mucha luz, mucha estabilidad, pesan un huevo (hacer una boda de 8 horas con un 70-200 es para que le pongan una medalla a una!) y no te permiten ser rápido y moverte cómodamente.

      El macro es otra cosa, es otra forma de mirar y aunque también funciona bien como tele medio, es más para descubrir el mundo a otra escala. Si estás pensando en adquirir un objetivo macro yo sinceramente te recomiendo el 100mm. Es versátil, no muy pesado y al final el 60mm solo es una versión un poco más tele del 50mm. Vale la pena ampliar el rango de verdad y no quedarse una haciendo más de lo mismo.

      De 50mm para abajo es mi rango favorito de acción, pero eso es simplemente porque me gusta el espacio, porque disfruto con la visión amplia, porque son cómodos, ligeros, versátiles y de verdad, tienes que darles una oportunidad.

      Procura no apurar mucho los encuadres para que después en revelado y postproducción puedas realizar las correcciones de lente precisas y corregir las aberraciones propias de este tipo de objetivos (ACR hace magia, te lo aseguro) y si en el encuadre vas a incluir personas intenta que no estén en los bordes del formato, sino más bien centradas para que dichas distorsiones les afecten lo menos posible. Corregirlas en una arquitectura es más o menos fácil, pero en una persona es complicado.

      Arriésgate con todo lo que te interese y te emocione y oblígate un poquito a trabajarlo. No te desanimes con los primeros «churros» que te salgan, que todo tiene un aprendizaje y ninguno hemos nacido sabiéndolo todo ;)

      Feliz finde guapa!ResponderCancelar

  • Cruz

    Me encanta la fotografía pero soy una novata no tengo mucha experiencia , Tengo 18-55 y 55-200 de nikon , cuando os referís a un objetivo fijo como el de 50 mm me podríais explicar la diferencia y si es mejor . GraciasResponderCancelar

    • Hola Cruz!

      Lo primero que debes de saber es que no hace falta disponer de gran variedad de lentes ni que estas sean las mas caras del mercado para hacer buenas fotografías. Eso no debe obsesionarte nunca porque el mayor valor de tu trabajo está en ti misma, en tu manera de mirar.

      Pude que los objetivos del kit de iniciación no tengan tanta calidad como otros, pero te sirven perfectamente para dar tus primeros pasos y comprender las nociones fundamentales. No las desestimes, conócelas y exprímelas hasta que no den más de si ;)

      La focal de una lente, como te contaba un poquito más arriba, es la distancia que existe entre su centro óptico y el foco o punto focal cuando enfocamos al infinito. Se mide en milímetros y esos milímetros son los que en cierto modo les ponen nombre (50mm, 100mm, 18-55mm, etc.)

      Una lente de focal fija es aquella que cuenta con una única distancia focal disponible. Si quieres acercarte o alejarte de un motivo fotográfico tendrás que ser tú la que se mueva para encontrar la distancia adecuada. Sin embargo, una lente de focal variable te ofrece un rango de focales dentro de las cuales moverte. Es decir, una lente de focal variable es una lente con zoom, que te permite realizar esos movimientos de aproximación o alejamiento del motivo fotográfico sin tener que moverte del sitio.

      Por otro lado, y por motivos complejos de construcción óptica que no te puedo explicar ahora porque si no esto se haría eterno, las lentes fijas tienen un plus de calidad sobre las lentes con zoom.

      Lo que pretendía contarte con este post es simplemente que no hay lentes mejores ni peores Cruz, simplemente lentes más o menos adecuadas para ti en función de aquello que más te guste fotografiar y de cual sea tu estilo, tu forma de hacer las cosas. En todo caso el 50mm es una lente divertida, amable y que te va a dar muchas satisfacciones amén de ser además la lente por excelencia recomendada a los fotógrafos noveles.

      Gracias por leernos, esperamos verte más veces por aquí!ResponderCancelar

  • Hola Bea:
    Pues yo era feliz con mi 70 – 200, pero un día llegó a mis manos el 50 y se convirtió en mi compañero fiel para todo, es cuasi un todo terreno para mí.

    También se nos unió un 8mm. y me encanta distoricionar cosas con él. No me es fácil por que su enfoque es manual, pero me ha dado lindas satisfacciones (al menos para mi)

    Y como última compra que hice fue un Asahi Pentax Super-Takumar 105mm 1:2.8 M42 Screw Mount. Que es una monada inclusive para montarlo. y tiene una luminosidad hermosa. Y este también es manual el enfoque, que después del 8, ya me animo a todo jiji

    Después de leerte, y de mi proyecto, he empezado a ahorrar para el 35 para arquitectura.

    Lo que se debería invientar es una mochila donde pudiera llevar todos, pero que «no pesarar nada», eso si sería el invento del siglo, ¿no? :*ResponderCancelar

    • Si yo te contara Liz cómo tenemos M y yo las mochilas!!! :D

      Estamos pensando en comprar dos pequeñas maletas de cuatro ruedas, forrarlas de gomaespuma dura y troquelarla de forma personalizada para cada uno de nuestros equipos. No es sano acarrear con tantas cosas cuando tienes que desplazarte para un trabajo.

      El enfoque manual es el peor de los males, créeme. Ni es tan difícil (tú eso ya lo sabes) y además te proporciona una capacidad de discriminación de foco alucinante.

      Ya sabes el «problema» que tienen las lentes de amplio rango focal especialmente en los extremos, lo sufriste en tus propias carnes con tu proyecto «Sin Chambear» (por cierto, esta semana me pondré en contacto contigo a propósito de ese trabajo). Por eso casi siempre y salvo contadísimas excepciones prefiero focales fijas para trabajar.

      Un abrazo y gracias por pasar!!ResponderCancelar

  • Hola Bea!
    Dí el salto a la réflex con el 18-55mm de Canon que venía con la cámara, que al poco completé con el 55-250mm para tener más rango. Una vez entré en materia y viendo que los expertos recomendáis el 50mm para principiantes, fue el siguiente que me compré y del que creo que nunca me voy a desprender porque me da muchas satisfacciones. A poco que he ido aprendiendo de fotografía me he vuelto más exigente y el 18-55mm del kit ya no me convencía tanto así que mi última compra ha sido un Sigma 17-50mm 2.8
    Casi que me inclino más por las focales fijas vistos los resultados con el 50mm y eso que es 1.8!
    Ahora estoy con vuestro curso de Photoshop1 y estoy encantada con él, está muy bien explicado y bien organizado, con lo que me gusta a mí el orden. Aprendiendo poco a poco supongo que irán surgiendo más necesidades.
    Un besazoResponderCancelar

    • Hola Montse!!

      Pues más o menos ese es el camino que vamos andando todos. Después del 50mm y de muchas, muchas, muchas fotografías en el archivo digital es cuando solemos plantearnos un poco más en serio qué y por qué fotografiamos. El momento en el que sabemos si lo nuestro está por encima o por debajo de ese rango estándar y tan acertadamente denominado como «normal».

      Me alegro muchísimo de que te esté gustando Photoshop1! Es uno de mis cursos favoritos de la Escuela porque cualquiera puede aprender cosas en él, da igual que partas desde cero o que estés un poco más avanzado. Si tienes alguna duda ya sabes que puedes contactarme cuando quieras ;)ResponderCancelar

  • Hola Bea, muchas gracias por este post tan detallado, pero sobretodo por tus comentarios a los lectores aún más detallados! De ellos también se aprende un montón.

    Yo adoro la fotografía, pero no soy mucho de «técnica». Soy una vaga lo reconozco. Pero me importa más el resultado que la forma en que lo consigo. La cámara que tengo es una Canon 450D que me regaló mi padre hace 7 años. La pobre ya está más que usada y vivida, pero sigue funcionando bien, y de momento no pienso cambiarla. Las lentes con las que aprendí a usarla son la del kit 18-55mm y otra que me compré en su día, un Sigma 18-200. Tardé unos años en darme cuenta de que ninguno de estos dos me hacía feliz, y me compré un 50mm, con el que sí estoy muy feliz. Prácticamente lo uso siempre, para cualquier tipo de foto, excepto para las de paisajes.

    No soy profesional de la fotografía y entonces salgo a hacer fotos cuando voy de viaje básicamente. Y lo que busco más que otra cosa es la comodidad. Por ello llevo un tiempo pensando en comprarme una lente fija granangular, para cubrir esta necesidad que tengo. Pero como otras por aquí, no soy muy fan de las distorsiones. Hay alguno que me recomiendas en concreto?
    El 24-70mm o el 17-40mm?ResponderCancelar

  • Hola Valentina, cualquiera de las dos lentes que apuntas es estupenda, pero ninguna de las dos es fija (ambas son de focal variable). Todo depende, como os he contado en ya en el post, de vuestros gustos y formas de acercaros a aquello que fotografiáis. Un 35mm luminoso es también una buena opción.
    Veo que te dedicas al mundo del diseño, el handmade y la fotografía de productos así que seguro que el angular es un gran cambio para ti, pero también he observado que te encanta la fotografía de aventuras y viajes así que en ese sentido una lente angular te hará sentir cómoda y te ayudará a conseguir imágenes tal vez más próximas a lo que tienes en la cabeza. El resto ya lo sabes tú bien: es practicar y practicar :)
    ResponderCancelar

  • Marta

    Hola, Bea, muuuchas gracias por ese análisis tan detallado, siempre genial.
    Yo compré mi primera reflex con el 50 mm 1.8 (el más asequible de los 50 fijos luminosos) y mi primera foto la hice con él y aún la tengo y cuando la miro recuerdo el gesto de asombro que puse al ver la foto en el display. Tengo también un 35 mm 2.0, que también me gusta. Tengo un Tamron 17-50 mm 2.8, que me resulta versátil y uso bastante. Hace poco que tengo un 85 mm 1.8, una pasada pero que para fotos en casa es complicado (más con mi cámara que no es ff). Y tengo también un 100 mm 2.8 macro, que es un juguete que me encanta.
    me tienta el 14 mm, y el 24-70 2.8 está en mi lista desde hace mucho, pero no pasa nada, siempre hay que quedarse con ganas de algo :)ResponderCancelar

  • Vanessa

    Hola!
    Tengo una nikon con los objetivos, 18-55 y 50-200. Me he aficionado muchísimo a la fotografía y cuando ya he practicado con los objetivos que tengo o se me han quedado cortos, fui a la caza de un 50mm f1.8, hace unos días que lo tengo, no sé si son los inicios que al ser un focal fijo tengo que coger práctica o no sé si al comprarlo hice mala opción y tendría que haber optado por un 35mm ya que mi cámara es DX. En resumen, el primer día la saqué a pasear y no fue como esperaba, no me ha parecido que sea tan luminoso y me cuesta muchísimo que aparezca el sujeto y el resto difuminado. No sé si hay algo que hago mal o he cogido el objetivo que no toca!
    Muchas gracias!!ResponderCancelar

    • Hola Vanessa!

      Estás siguiendo más o menos los pasos que todos damos cuando empezamos a tomar fotografías. Comenzamos con las lentes del kit, que nos ayudan a aprender a mirar, a conocer los rudimentos básicos de la técnica y ganar confianza con la cámara. Después casi todos hacemos el paso al 50mm que suele ser un poco más luminoso que los anteriores objetivos que has mencionado y que, sobre todo, nos obliga a aprender a encuadrar y situarnos frente al objeto que fotografiamos. Tal vez no tanto con el zoom y sí más acercándonos, aleándonos o adoptando una determinada posición corporal al disparar para buscar el mejor punto de vista.

      Puede que ahora te esté costando, pero créeme: al final te encantará
      A todos nos sucede lo mismo cuando cambiamos de cuerpo de cámara o adquirimos una lente nueva, hay un periodo de adaptación en el que debemos aprender qué funciones tiene y cómo se comporta. No desesperes y persevera.

      Para realizar enfoque selectivo con el 50mm y obtener bonitos fondos desenfocados, utiliza diafragmas abiertos (f2.8 está bien), sitúate todo lo cerca que la lente te permita del objeto o sujeto que estés fotografiando (esto se llama distancia mínima de enfoque y la encontrarás serigrafiada en todas y cada una de tus lentes) e intenta no disparar a una velocidad inferior a 1/100 o 1/125 para no trepidar la imagen.

      Enfocar, en todos los aspectos, es un arte así que no te frustres si ves que al principio te cuesta. Busca el método que mejor se adapte a ti y practica mucho. Ser constante y disfrutar con lo que haces es fundamental! ResponderCancelar

  • Vanessa

    Buenos días!
    Muchísimas gracias!! no sabes lo que me has ayudado pero sobre todo me has tranquilizado. Ya he hecho algunas pruebas y lo que he apreciado es que para obtener los resultados que te exponía (zona difuminada) hay que acercarse al sujeto lo más cerca que se pueda. Claro yo estaba acostumbrada a fotografiar a mi pequeña a su libre albedrío y claro pillaba el momento y bien. Eso con el 50mm no es posible, ella no para y por lo que veo para sacarle el máximo rendimiento tiene que ser un sujeto bastante «fijo» (digamoslo de alguna manera, no el torbellino de mi pequeña) porque sino queda desenfocado todo! o si sale nítida no se consigue esa zona difuminada tan bonita.
    Luego te quería hacer otra pregunta, cuando me hablas d utilizar diafragmas abiertos de f2.8 como lo consigo con el focal fijo. Y la velocidad?
    EStoy mirando uno de vuestros cursos, a ver si me decido, y todo este tema lo acabo asimilando!

    Gracias!!!ResponderCancelar

    • Hola Vanessa!

      Recuerda adaptar la velocidad de obturación a la situación fotográfica ante la que estas. En el caso de los niños cuando juegan, corren y se mueven, es recomendable utilizar velocidades de obturación rápidas, que congelen ese movimiento. Velocidades de obturación altas como 1/250 o 1/500. Asegúrate también de que cuentas con luz suficiente para la sesión y así no sacrificar la profundidad de campo que previamente has seleccionado, porque si no lo que hayas ganado por un lado lo perderás por otro. En el caso de no disponer de dicha luz, usa la ISO sin complejos porque está para eso: para cuando la necesitamos, especialmente si lo que realmente importa es el momento y no tanto la calidad de la imagen

      Saludos!!!ResponderCancelar

      • Vanessa

        Hola!!
        Muchísimas gracias! Te agradezco mucho tus consejos, lo pondremos en práctica a ver que tal!!
        Luego otra cosa, quiero hacer una consulta sobre los cursos en que mail puedo hacerla?
        Gracias!!!!ResponderCancelar

Estos son mis últimos posts por si te apetece leerlos

LEER MÁS

SÍGUENOS EN INSTAGRAM

Cada día (o casi) una historia sobre fotografía

CONTACTo

hola@encandilartefotografia.com

compartimos contigo

X