El disfrute de deslizar pinceles

Interminable. ¡Parece que esto de la lluvia en Granada no se acaba nunca!, y que conste que no me quejo, lo agradezco. Pero tantos días de encierro en casa es algo a lo que ya no estoy acostumbrada. Será que estoy dando los últimos pasos en mi metamorfosis de vikinga a fenicia, no lo sé, el caso es que aunque bendigo cada pequeña gota de agua que cae del cielo, ya me va pidiendo el cuerpo vestirme de primavera y conquistar la primera terraza de la temporada. En este momento la visión de una ración de calamares a la romana acompañados de una caña a través de los cristales ahumados de mis gafas de sol me hace llorar de emoción. Necesito sol y salir de tapas.

Mientras tanto (tachán) he vuelto a hacer fotos. La experiencia con mis alumnos de Fotografía de Producto en febrero me ha animado a retomar la cámara y a hacer algo tan solo por placer. Desde aquí quiero agradecerles las cuatro semanas tan bonitas que hemos pasado junt@s en las que me han regalado toneladas de inspiración. Y es que debe de ser verdad eso de que todo lo que sube baja y que como si de un boomerang se tratase, lo que uno da luego vuelve. Me siento afortunada de estar rodeada de personas tan creativas como generosas.

El fin de semana pasado desempolvé del archivo unas texturas que tomé hace unos meses con una lente macro dentro de la chimenea de casa. Generalmente creo mis propias texturas y suelo revelarlas y procesarlas convirtiéndolas a negativo para poder utilizarlas después en modo trama o aclarar. Al ver la textura metalizada y manchada del cajón de la chimenea me di cuenta que que podría omitir el paso de invertir la imagen a negativo así que decidí probar y ver qué conseguía.

El resultado te lo muestro en el vídeo que encontrarás más abajo, simplemente para que veas cómo lo hago y que tú misma/o te atrevas a fotografiar tus propias texturas y a aplicarlas sobre tus fotografías. Es muy simple y el resultado es muy artístico, casi pictórico. Yo las suelo aplicar sobre bodegones, pero también lo he hecho con paisajes y retratos obteniendo creaciones la mar de interesantes.

Lo que más me gusta de procesar con texturas es el momento en sí. Una música tranquila, una taza de té y el disfrute de deslizar los pinceles, de pintar las imágenes. Te animo a que lo pruebes porque engancha, es relajante y adictivo.

En este procesado he usado una de mis texturas de chimenea; si quieres tenerlas solo tienes que pulsar AQUÍ para descargarlas. También he utilizado texturas de Florabella, que por más que pase el tiempo por ellas, siguen gustándome como el primer día. Estas no puedo compartirlas contigo, pero puedes adquirirlas en su página web.
Este tipo de procesados es muy simple y sencillo (no creas que te voy a descubrir la pólvora), solo tienes que dejarte llevar por tu propia sensibilidad y sobre todo divertirte mucho mientras trabajas. Yo me lo pasé tan bien que no he podido evitar el deseo de compartirlo contigo hoy en el blog.

Un ultimo y rapidísimo vídeo para que veas el «cómo se hizo» de la fotografía y mi primer time-lapse improvisado. El próximo me lo curraré más, prometido 😄

Gracias por leer, ver y compartir. ¡Te deseo un estupendo fin de semana!

6 Comentarios
¿Quieres comentar este post?

Tu email nunca será compartido o publicado Los campos señalados son obligatorios *

  • elizabethpv

    Pero que bonito verte trabajar :*    Lo he disfrutado mucho es una gozada.      Y el proceso de revelado también, me voy a volver adicta a las texturas otra vez jiji,  y me quede sorprendida de dónde las habías sacado.  ¡wow!  Eso me fascina como de algo que puede resultar sucio, feo encontrarle la belleza como a esos restos de la chimenea.    Te ha quedado exquisita, super delicada , casí que huelo el perfume de las rosas.
    Yo de los Rollings no soy la mega fan, pero no me molesta escucharlos.  Y mira tú por donde ya se de quienes 2 es su canción  ;)))  
    Eternas gracias a tí, por ese y todos los cursos, que son realmente motivadores e inspiradores y te diría más, son una necesidad.   El otro día hablaba con María y es que vamos a implorar hasta por un curso  presencial ;)  ResponderCancelar

    • Me conoces bien Liz y ya sabes que no hay mucho misterio en lo que hago :)
      Los procedimientos y las técnicas han de estar a disposición de todo el mundo, luego ya cada uno las aplica según su sensibilidad y ahí es donde nace (o no) la magia. Ahí se quedan los vídeos por si alguien quiere practicar, a mi me haría mucha ilusión saber que sirven de algo para cualquier fotógrafo descarriado que haya llegado hasta aquí ;)
      Lo del presencial cada vez me tienta más (te lo juro), lo haremos seguro. Para ensayar creo que iré preparando un masterclass online para antes del verano. Lo que me gustaría es que me contaseis sobre qué os gustaría que versara que ahí si que ando perdida y con demasiadas ideas en la cabeza. Me temo que tendré que hacer una encuesta en Facebook para decidirme, que mira tú por dónde esta mañana me enteré de cómo puede hacerse. Si es que algunas RRSS y yo no terminamos de enamorarnos por muchos bailes con los Rolling Stones de fondo que nos echemos!! Qué le vamos a hacer!! XDResponderCancelar

  • Cecilia

    Hola Beatriz. Estás diciendo que volviste a hacer fotos? Creí que la única fotógrafa descarriada era yo.
    Es verdad, muchas gracias por todo lo que dan en los cursos y redes. Y ya en privé te cuento por cómo voy con Fotografía Creativa…ResponderCancelar

    • No eres la única Cecilia, para nada. Llevo muchos meses de parón fotográfico entregada 100% a mi otra pasión, que es seguir estudiando y enseñando fotografía. Me queda poco tiempo real y aprovechable para hacer fotografías, pero sí van surgiendo ideas que se van directas al cuaderno de trabajo. Estoy segura de que más temprano que tarde volveré a ellas, pero entre tanto me divierto con mis fetiches fotográficos (las flores) y todo gracias al chute intravenoso de inspiración y buen rollo que me llevé en la última edición de Fotografía de Producto. Por cierto, que me encantará saber de tus progresos en Creativa, ya me contarás! Un abrazo Cecilia :*ResponderCancelar

  • mariavintage

    Qué bonito lo haces todos Bea, me ha encantado verte sobre todo porque me recuerdo muchisimo a mi misma trabajando sobre mi mesa de bodegones. Voy y vuelvo milllll veces, quito, pongo, subo bajo.. hasta que por fin le doy al click definitiv.
    Y luego lleva el maravilloso momento de procesar, la música y dejarme llevar por las luces y las sombras. Disfruto como una enana.
    Yo me apunto del tiron a ese presencial, sea de lo que sea..
    Muchas gracias por compartirlo¡ ResponderCancelar

    • Gracias María :*
      Darle mil vueltas, eso es lo realmente divertido. Solo se para después del clic definitivo. Un besazo!!!ResponderCancelar

Estos son mis últimos posts por si te apetece leerlos

LEER MÁS

SÍGUENOS EN INSTAGRAM

Cada día (o casi) una historia sobre fotografía

CONTACTo

hola@encandilartefotografia.com

compartimos contigo

X